conocimiento, reflexiones
y miradas sobre la ciudad


r e v i s t a  d i g i t a l
aparece el primer lunes de cada mes

AÑO 7 - NUMERO 64 - Febrero 2008

> EDICIONES ANTERIORES     

Todos Autor Sección
Título Subtítulo Ciudad
Número Revista
 > SUMARIO
Planes de las ciudades

Mar del Plata, entre la ciudad real y la ciudad ideal

Acerca del Plan Estratégico I Por Mirta S. González y Alberto R. Villavicencio

 

Introducción

La ciudad de Mar del Plata se encuentra ubicada en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires, Argentina, sobre la costa del Océano Atlántico. Este núcleo urbano surgió y creció a partir de la función turística y balnearia y a partir de ellas se concatenaron otras actividades que se transformaron en pilares de su desarrollo, como es el caso de la actividad pesquera y las industrias textil y de la construcción. Actualmente, al igual que otros centros urbanos latinoamericanos, esta ciudad ha mostrado un progresivo agotamiento de su modelo o perfil productivo anterior. En consecuencia, ha ocurrido un aumento constante de los índices de desocupación, desencadenando una preocupante situación social. Esta cuestión -entendemos- es consecuencia directa de las medidas macroeconómicas producto de la globalización de la economía, tales como la desregulación de los mercados, la regionalización e integración de grandes espacios, la variedad de modelos de organización de las empresas y gestión de la producción y las privatizaciones (García y otros, 1999).

El objetivo del presente trabajo es realizar un análisis crítico del Plan Estratégico Mar del Plata, sus debilidades y contradicciones. La metodología utilizada consiste en el análisis de los documentos oficiales, la observación participante y entrevistas a distintos actores.

Figura 1: Localización del área de estudio
Fuente: Sánchez, Magdalena y García, Mónica (1999)


Neoliberalismo y Pensamiento Único

En 1995, Ignacio Ramonet , director de Le Monde Diplomatique , incluía en la agenda del debate sobre globalización el concepto "pensamiento único", para referirse a la ideología con pretensiones universales e incuestionables que defiende el dominio absoluto de la economía y del mercado sobre las esferas políticas, sociales y culturales en el mundo globalizado (Arantes, Vainer, Maricato, 2000). Los orígenes de esta corriente de pensamiento se remontan a los inicios del Neoliberalismo. Los gobiernos de Margaret Tatcher en Inglaterra y Ronald Reagan, en los Estados Unidos, consolidaron el Neoliberalismo, aplicándolo a la administración estatal a través de políticas como la disminución del gasto social, desmovilización sindical, reforma y descentralización del estado, entre otras.

Con la vista puesta hacia las periferias capitalistas, el llamado "Consenso de Washington" expresó un conjunto de ideas comunes de las burocracias anglosajonas y organismos internacionales: desregulación de los mercados financieros y de trabajo, privatizaciones y apertura comercial (Cardoso,R. 2006).

Desde fines de los años 70 e inicios de los 80, el discurso acerca de "cómo hacer ciudad" y la "nueva cuestión urbana" se vieron impregnados de una nueva jerga económico - urbanística: gerenciamiento, gobernabilidad, flexibilización, oportunidad, revitalización urbana, competencia, pensamiento positivo. Vocablos que se vinculan con fines de la Guerra Fría, momento en el cual los ejércitos de los países centrales tomaron la vanguardia de la investigación científica y tecnológica y el gerenciamiento científico. Estos términos serán tomados desde aquí en adelante, como sinónimos de modernización. Y las empresas empezaran a formular sus Planes Estratégicos (Cardoso,R. 2006).

En este discurso sobre los "modelos de ciudad" se reiteran las referencias a las nociones de competitividad, eficiencia, equidad, ranking de ciudades, ciudad conectada, flexible, administrada cual empresa, con fuerte apoyo de estrategias de marketing (es decir, como mercancía a ser "vendida"). Todo ello, asociado a la "ciudad sustentable", como si de por sí fuera un atributo de la competitividad.

Durante los años noventa, en América Latina se llevaron a cabo importantes reformas macroeconómicas que confluyeron en una nueva agenda en las relaciones sociedad-estado y, por ende, generaron nuevas expresiones territoriales. La puesta en marcha de la denominada "segunda generación" de reformas del Estado reforzaron el carácter democrático, descentralizador de los cambios de los años ochenta y propugnados desde los organismos de crédito internacional y los gobiernos de la época.

En ese escenario, las ciudades latinoamericanas se propusieron encontrar alternativas para insertarse en el sistema mundial: tras la democratización política y los procesos de descentralización estatal, se produjo una revalorización del papel de los centros urbanos y de los gobiernos locales. Ese papel de actor social urbano que adquiere el municipio requeriría de la "participación activa" de la ciudadanía en la definición de nuevos mecanismos de intervención en el territorio (Borja, J., Castells, M., 1997).

En la Argentina, tradicionalmente los municipios se ocuparon de regular el uso y la producción de suelo urbano y de la construcción de infraestructura y equipamiento y la provisión de servicios básicos. Esta situación comienza a modificarse en los años noventa. El proceso de reforma del Estado, caracterizado por el ajuste financiero, las privatizaciones y la descentralización administrativa, situó a los municipios en un nuevo escenario y los obligaron a una "redefinición" de sus roles.

Como una consecuencia del ajuste realizado por el gobierno nacional, debieron hacerse cargo de los servicios de educación y salud (entre otros), sin los elementos fundamentales para soportarlo: transferencia de recursos y autonomía/autarquía suficiente para llevarlos a cabo. De esta manera, los gobiernos locales se convirtieron en receptores primarios de demandas sociales, ambientales, etc. Asimismo, empezó a producirse una feroz competencia entre municipios para atraer inversiones que generaran empleo.


El discurso de la Planificación Estratégica

La ciudad ideal del cambio de siglo ha sido modelada, a juzgar por la agenda urbana hegemónica difundida por organizaciones multilaterales, consultoras internacionales y gobierno local. Se sintetiza en la ciudad competitiva, globalizada, flexible, administrada cual empresa, con apoyo de estrategias de marketing, apta para aprovechar oportunidades con agilidad y a presentarse atractiva al mundo y a los inversionistas (Vainer, C. 2000). El "paraíso" utópico de la ciudad virtual puede revelarse como una máscara para la especulación financiera y para los grandes emprendimientos inmobiliarios. El estimulado civismo urbano puede encubrir el desprecio por la participación ciudadana.

Es así como un grupo "selecto" de ciudades es clasificada como "modelo" digno de ser imitado (Barcelona, Río de Janeiro, Curitiba, Singapur, entre otras), ciudades constituidas a partir de prácticas de gestión, indicadores urbanísticos y a lo que se ha dado en llamar "soluciones creativas" para los problemas urbanos. Esto conlleva a una adaptación simplista del modelo de planeamiento estratégico centrado en la promoción de la ciudad-imagen y en la potenciación de los aspectos mas controvertidos de la ciudad "posmoderna", como lo son la competitividad y el marketing, indispensables para atraer inversiones extranjeras.

Según Vainer (2000), en el discurso del planeamiento estratégico la productividad y la competitividad -propias de la economía global- constituyen la "nueva cuestión urbana", en contraposición a la cuestión urbana relacionada con el crecimiento desordenado, el consumo colectivo, los movimientos sociales urbanos. Para Vainer, el discurso del planeamiento estratégico se estructura sobre una serie de "analogías constitutivas":

-La ciudad es una mercancía y, como tal, puesta en venta en un mercado en donde otras ciudades también están en venta. De ahí la importancia del marketing de ciudades y la necesidad de esos productos urbanos, que bien pueden ser una oferta cultural o una imagen.

-La ciudad es una empresa, es decir, un agente económico que actúa en el contexto del mercado, sesgado por la competencia con otras ciudades, para atraer inversores. Asimismo, deberá ser gestada como una empresa.

-La ciudad es una patria y como tal debe generar un sentimiento de patriotismo cívico entre los habitantes, que es posible a través del consenso y del sentimiento de identidad y de pertenencia.

El autor intenta demostrar cómo, en este tipo de planeamiento estratégico, los intereses empresariales están en detrimento de la ciudad como espacio público y político: es el rasgo de la construcción de la ciudad sin ciudadanos.


Corta historia del proceso de Planificación Estratégica en Mar del Plata

Las políticas macroeconómicas han provocado un colapso de las actividades económicas tradicionales de la ciudad, generando una crisis productiva que se suma a la deteriorada situación socioeconómica nacional. Es en este contexto en el que se hace necesario pensar nuevas estrategias para reposicionarse y superar la problemática estructural, surgiendo la necesidad de una Planificación Estratégica del territorio. Sin embargo, muchos de los diagnósticos que se realizan previo a la formulación de los Planes Estratégicos carecen de un análisis dinámico, en tanto se formulan a la manera de simples descripciones de la situación del momento.

Las actividades previas a la concreción del Plan Estratégico para Mar del Plata tuvieron su inicio formal en abril de 2001, cuando diversas entidades se autoconvocaron conformando una "Junta Promotora"; en octubre de 2002 se sanciona la Ordenanza Municipal 14.957, por la que se crea la Comisión Mixta Plan Estratégico Mar del Plata. La misma convalida lo actuado por la Junta Promotora , coordinada inicialmente por el "Centro de Constructores y anexos" y sucesivamente por la Universidad FASTA , el Colegio de Ingenieros , el Colegio de Arquitectos, la Cámara Argentina de la Construcción y el Consejo Profesional de Agrimensura. Un 60 % de las instituciones que motorizaron este proceso respondían a intereses vinculados fuertemente con la rama de la construcción, al empresariado o a cámaras y colegios profesionales, con lo que corroboramos lo anteriormente señalado.

El proceso de funcionalización de cualquier tipo de espacio que quiera ser transformado conlleva una carga importante de conflictos en un doble sentido. Primero, por las tensiones por su apropiación entre distintos agentes; segundo, porque la funcionalización atribuida puede entrar en conflicto con los espacios circundantes. Por lo tanto, no nos hallamos ante un hecho neutro, sino con la modificación de un factor del sistema espacio-sociedad.

El Plan Estratégico para Mar del Plata se gestó con un fuerte perfil empresarial: el deseo que ha prevalecido no pasa por la apropiación de un excedente a través del proceso de producción de valor, sino solo el de apropiarse especulativamente de una parte del valor total generado por el sistema productivo, sin intervenir en dicha producción. El valor de nuevas localizaciones pasa a ser el centro de interés de determinados agentes-propietarios, agentes de compra-venta, de ahí la preocupación por participar en la decisión de calificación del suelo, o en el conocimiento de antemano de determinados proyectos urbanísticos. Los agentes constructores e inmobiliarios son los que asumen el papel de productores directos de espacio, conformando un grupo que, junto con las obras públicas, adquiere un volumen importante dentro de la producción de valor

En cuanto al Estado, tal como ha escrito Capel, "es a la vez agente que contribuye de forma decisiva en la producción de espacio y árbitro de los conflictos y contradicciones surgidos entre los diferentes agentes. Al mismo tiempo, realiza las acciones necesarias para la regulación del sistema en el caso de la existencia de una presión popular o a través de movimientos reivindicatorios, con lo que adopta un papel de agente subordinado y gestor del sector privado: incentivando a través de subvenciones, desgravaciones fiscales y otros mecanismos, con la reelaboración de un marco legal apropiado" (Ortega Valcarcel, 2000) . En este sentido, las recientes y constantes propuestas de modificación del Código de Ordenamiento Territorial (C.O.T.) marplatense, se condicen con nueva legislación referente a la construcción en la ciudad, reclamada por los agentes inmobiliarios urbanos.

En julio de 2003, la Junta Promotora efectúa el "Concurso de Antecedentes, Propuesta y Oposición para la confección de una propuesta de gestión para la elaboración del Plan Estratégico para Mar del Plata y el Partido de General Pueyrredon". Los postulantes presentaron su programa metodológico durante las "Jornadas de Exposición Pública" realizadas el 26 y 27 de Septiembre en el Honorable Concejo Deliberante. La Comisión Asesora elevo los dictámenes a la Comisión Mixta y esta designó ganador el proyecto presentado por el equipo liderado por el Arquitecto Roberto Monteverde.

El proceso todo de puesta en marcha del Plan Estratégico para Mar del Plata y el Partido de General Pueyrredon puso en manifiesto que algunos objetivos y empleo indiscriminado de conceptos resultan ambiguos, antitéticos y necesitarían mayores precisiones: desarrollo sustentable/competitividad, sociedad civil, calidad de vida, ya que usados en general, sirven casi para justificar cualquier práctica. Asimismo, cabe destacar que:

  • Los integrantes de la Junta Promotora -por sus características- parten de una visión "ingenua" sobre las posibilidades del desarrollo local y las ciudades como "gestoras de su propio desarrollo" y de la inserción en una economía global, acentuada por el Equipo Coordinador del Proyecto.
  • Por la dinámica, la convocatoria se convirtió en un proceso cerrado y dirigista (poco espacio para la discusión y la crítica) donde la toma de decisiones basada en el "consenso" termina siendo la sumatoria de opiniones y propuestas de los asistentes a distintas escalas pero sin discusión.
  • La lógica del plan excluye a la mayoría de la población: el proyecto prioriza la competitividad, la productividad y acentuará la fragmentación existente, ya que la mayor parte de las inversiones -públicas y privadas- están destinadas a los espacios de reproducción del capital y al sector turístico.
  • En el Plan Estratégico, los intereses empresariales están en detrimento de la ciudad como espacio público y político.
  • El "consenso" al que se alude no ha sido construido políticamente, sino que se enuncia bajo el supuesto de que todos los ciudadanos "vemos y vivimos" la misma crisis de la ciudad.
  • Se niegan los conflictos y tensiones existentes.
  • El diagnóstico corresponde a un espacio sin profundidad histórica, es una "fotografía "o imagen congelada del presente, no permite analizar qué es lo que pasó ni efectuar una prognosis. Se apoya en un deficiente empleo de indicadores, estadísticas, etc.
  • La metodología utilizada (FODA) no es neutra, ya que no permite identificar responsables. Al no jerarquizar problemas, lleva luego al listado de proyectos, sin ningún tipo de priorización.
  • Faltan referencias explícitas a la región (articulación sistema urbano, jerarquía, redes) lo cual no resulta llamativo, ya que la imagen-objetivo es la de la ciudad empresa, con aspiración de inserción en los espacios de la globalización y no con la región de pertenencia (localidades que compiten entre sí para atraer inversiones).
  • Tampoco hay referencias a la verticalidad provincia - nación.
  • Falta precisar a qué prácticas concretas, a qué redes de sujetos se aplican, cómo, etc.


Consideraciones finales

Por lo anteriormente expuesto podemos fundamentar que el proceso de planificación estratégica llevado a cabo en la ciudad de Mar del Plata y Partido de General Pueyrredon no parece dirigirse a la ciudad real sino a la ciudad ideal, la ciudad modelo, la ciudad turística. Esta divergencia de objetivos (ciudad para todos o ciudad para pocos) generará severas consecuencias territoriales, ya que:

  • Las intervenciones urbanas están siendo realizadas de manera diferencial, de acuerdo con objetivos meramente inmobiliarios y con rápidas tasas de renovación del capital. Ejemplo son los proyectos llevados a cabo durante 2005 para la concreción de la "IV Cumbre de las Américas", todos ellos localizados en el frente costero.

Figura 2: Puente Arturo U. Illia , situado en Punta Iglesia e inaugurado con motivo de la "IV Cumbre de las Américas 2005". Facilita el paso peatonal entre el Boulevard Marítimo y el mencionado sector .Esta construcción es considerada paradigmática de las obras del mencionado evento, conjuntamente con el Paseo de las Américas. Desde el Plan de Ordenamiento Territorial 2006, se considera que las obras de la Cumbre "marcan un rumbo distinto en la actuación municipal en materia de espacios públicos. Por un lado, han dotado a la ciudad de espacios de calidad (tanto por su proyecto como por su materialización); por el otro, indican un camino a seguir y profundizar" ("Documento base de trabajo. Plan de Ordenamiento Territorial para Mar del Plata y el Partido de General Pueyrredon". 23 de marzo de 2006). Sería importante que los logros del Plan Estratégico no se apoyen solamente en estas obras sino en una actuación más integral en el territorio local, con vistas a la inserción en la región sudeste bonaerense y en el MERCOSUR.

Figura 3: Vista del Parque San Martín, frente a Playa Chica. Este sector también fue reacondicionado para la realización de la Cumbre. Desde 2006 en adelante se dieron numerosas iniciativas de construcción en altura en esta zona.

  • El Municipio deja de ser el garante de los vecinos de la ciudad y se transforma en el auspiciante de las iniciativas inmobiliarias puramente especulativas (por ejemplo, la reciente construcción de torres en la costa, sector Golf y Playa Grande). Un caso reciente es el de los terrenos del asentamiento precario Villa Paso, en el cual se han ido relocalizando a los habitantes y ya se está planificando construir en altura, lo cual genera preocupación en sectores vecinales, como puede verse en una nota del diario La Capital.
  • Se profundiza la dualidad entre la ciudad turística y la ciudad interna, los barrios y sectores excluidos que no se benefician por las mencionadas intervenciones
  • El objetivo central de un Plan Estratégico, que debería ser mejorar la calidad de vida de la población a través de la creación de empleo y la inclusión social, termina siendo no cumplido. La ciudad real queda desdibujada por una ciudad ideal.

Figura 4: Recientes emprendimientos inmobiliarios en altura en la costa. En este caso se trata del sector lindero con Playa Grande, donde el valor del suelo adquiere valores muy altos. Se plantea como objetivo lograr a través de una mirada "mas amplia"- un "reequilibrio urbanístico entre la ciudad turística mas consolidada y el resto del tejido" (Documento base de trabajo. "Plan de Ordenamiento Territorial de Mar del Plata y el Partido de General Pueyrredon". Mar del Plata 23 de marzo de .2006.) Sin embargo, al analizar los proyectos contemplados a futuro, se puede adivinar la continuidad de intervenciones sobre sectores donde la inversión del capital ya es importante o donde no se observan necesidades sociales. Esto se observa al analizar la distribución espacial de las futuros emprendimientos urbanos en calles comerciales como Güemes, Alem, Puan y de los denominados "nuevos equipamientos de jerarquía", además de la reestructuración del frente marítimo como los Proyectos Museo de Arte Contemporáneo, Parque Terrazas del Golf y Terminal de Cruceros.

Figura 5: Vista aérea de la costa marplatense. El privilegiado marco físico natural, que combina costas arenosas, acantilados, lomas y depresiones, ha posibilitado la explotación turística desde hace más de un siglo. Sin embargo, las construcciones en elevación sobre la línea de costa generan pérdida de la luz solar a partir del momento de declinación del sol por el oeste, restándole horas útiles a las actividades de playa. Por otro lado, otra consecuencia es la fragmentación de la ciudad en dos, la que mira al mar y la que mira las espaldas de los edificios. Este proceso es común en otros balnearios atlánticos bonaerenses (Reboratti, 1994).


Nuestra opinión no constituye en si una crítica despiadada o destructiva; consideramos que los discursos asociados al "pensamiento único" minimizan las diferencias y los conflictos existentes. Es necesario deshacer los consensos e incorporar al conflicto como instancia de la planificación, si es que ésta pretende ser horizontal y participativa.

Queremos finalizar con lo enunciado en un trabajo presentado en las Primeras Jornadas hacia el Plan Estratégico (19, 20 y 21 de septiembre de 2002): "No podemos seguir razonando a partir de un simple rechazo a las posibilidades de la iniciativa local, pero tampoco partir de una aceptación ingenua de sus virtudes. Lo local no es un concepto que se encuentra definido de antemano, debe ser construido. Se trata de un proyecto colectivo, donde según qué mecanismos de concertación, negociación y/o cooperación se den, se podrá aseverar si dicho proyecto es incluyente o excluyente. Elaborar un "Plan Estratégico" no es ni más ni menos que definir qué ciudad queremos. Se quiere hacer de la ciudad un espacio de relación y convivencia, o un espacio competitivo donde el ideal es la ciudad-empresa, donde el tiempo de la vida cede paso al tiempo vacío del capital?".

MSG y ARV

Mirta S. González es Profesora Asociada regular e Investigadora del Grupo de Estudios de Ordenación Territorial, Departamento de Geografía, Facultad de Humanidades, Universidad Nacional de Mar del Plata. Proyecto de Investigación actual (2008-2009): "Dinámica territorial, redes e innovación en el sudeste bonaerense". Alberto R. Villavicencio es Ayudante de trabajos prácticos regular, Investigador del Grupo de Estudios de Ordenación Territorial, Departamento de Geografía. Facultad de Humanidades, Universidad Nacional de Mar del Plata.

Ver el Sitio Web Oficial de la Municipalidad del Partido de General Pueyrredón, en la que se asienta Mar del Plata.


Sobre Mar del Plata, ver también en café de las ciudades:

Número 43 I Lugares
La Ciudad Feliz I Mar del Plata, referencia de la clase media argentina. I Marcelo Robutti


Bibliografía de los autores:

ARANTES, Otilia; VAINER, Carlos; MARICATO, Erminia "A cidade do pensamiento único. Desmanchando consensos". Petrópolis. Ed. Vozes. Río de Janeiro. 2000 . 2da edición

BORJA, Jordi. y CASTELLS, Manuel "Local y Global. La gestión de las ciudades en la era de la información". Taurus. Barcelona. 1997

CARDOZO, Reginaldo Luis "As cidades brasileras e o pensamiento neoliberal (Submissao ao pensamiento unico : unica alternativa para as cidades?)". En revista digital Rizoma 2006

FERNANDEZ DURAN, Ramón. "La Explosión del desorden. La metrópoli como espacio de la crisis global".Editorial Fundamentos. Madrid. 1996

GONZALEZ, Mirta : "Desarrollo Local : utopía o desarrollo territorial hacia el siglo XXI" Primeras Jornadas hacia el Plan Estratégico. Mar del Plata, 19, 20 y 21 de Setiembre de 2002

HALL, Peter. "Ciudades del Mañana . Historia del urbanismo en el siglo XX". Ed. Del Serbal. Colección La Estrella Polar. Barcelona 1996

ORTEGA VALCARCEL, José. "Los horizontes de la Geografía". Editorial Ariel, Barcelona. 2000

SANCHEZ, Joan Eugeni "Espacio, Economía y Sociedad". Ed. Síntesis. Madrid. 1991

SANTOS, Milton "De la totalidad al lugar".Oikos Tau. Madrid.1996

SASSEN, Saskia. "Los espectros de la globalización". Fondo Cultura Económica. Bs. As. 2003.

Documentos del Plan Estratégico:

-Documento de Presentación Pública de Propuestas de Plan Estratégico para el Partido de General Pueyrredón. 26-27 de septiembre de 2003.

-Documento base de Diagnóstico. 7 de Julio de 2004.

-Documento "Líneas Estratégicas, objetivos de actuación e iniciativas agrupadas". 27 de septiembre de 2004.

-Documento de Estrategias y Proyectos. 22 de noviembre de 2004.

-Documento base de trabajo. Plan de Ordenamiento Territorial para Mar del Plata y el Partido de General Pueyrredon. 23 de marzo de 2006.

Política de las ciudades (I)
La izquierda errante en busca de la ciudad futura
Un lugar de encuentros múltiples entre gentes diferentes I Por Jordi Borja

La ciudad como metáfora de la izquierda nos interesa especialmente pues permite enfatizar algo que es común o necesario a ambas: la dimensión sentimental y sensual, cordial y amorosa, individualizadora y cooperativa, plural y homogeneizadora, protectora y securizante, incierta y sorprendente, transgresora y misteriosa. Y también porque vivimos una época en que no es casual que ciudad e izquierda se nos pierdan a la vez, parece como si se disolvieran en el espacio público, en sentido físico y político. Si la ciudad es el ámbito generador de la innovación y del cambio, es en consecuencia el humus en el que la izquierda vive y se desarrolla, en tanto que fuerza con vocación de crear futuros posibles y de promover acciones presentes.

 
Buscando "la brújula dorada" en el AMBA
Apuntes apresurados sobre el paisaje metropolitano post-electoral en Buenos Aires I Por Artemio Pedro Abba

Pareciera que aquí en el AMBA, esa "materia oscura" de la política nacional, los tiempos están cambiados y la discusión de las políticas metropolitanas, que no se profundizó en la previa lucha electoral, entorpece ahora, llegada la etapa de la gestión, cuando se deben buscar puntos en común (que los hay, y muchos) la tarea de gobernar un territorio complejo y en crisis como el del área metropolitana de Buenos Aires. En un clima de desconfianzas recíprocas entre los actores institucionales involucrados, ya una vez asumidas las nuevas autoridades, la mención de las prioridades metropolitanas parece ser una sucesión de "aprietes" mutuos entre los funcionarios porteños y bonaerenses.

 
Rudimentos de urbanismo universal
Cuando Pericles habla a Atenas I Por Mateo Rello

Aquí en la habitación, de noche, a oscuras,
La ciudad toda es un zumbido lejano,
Gigantesca dinamo maternal que nos guarda,
Que nos mece con la calma de un mecanismo nocturno.
Cruzan por el silencio escasos coches; su rumor nos llega
Sorprendentemente parecido al de olas aisladas al romper en la playa.
La ciudad es un zumbido lejano,
Todo lo que se oye acompasa con su plácida monotonía.
Tal vez así, tal cual ahora es y de una pieza,
Emergió, chorreante y rotunda, de los abismos perturbados sólo por el ondear de las algas y la navegación lenta y mayestática de las grandes bestias.
Al aire quedó expuesta, tal como la ves, para que fuéramos llegando.

 
Beyond Beyoglu
Tajos, cuestas y contrafrentes I Por Carmelo Ricot

Un cartel en un callejón anunciaba un control policial y un agente custodiaba la entrada con un detector de metales. Un patio detrás de una puerta a la calle estaba rodeado de mingitorios; el cobrador esperaba sentado detrás de una mesa en la vereda. Cruzando la avenida que lleva a Taksim ("es como el Zócalo", me dijo, "allí pasa todo", ignorando u omitiendo las obvias diferencias de calidad del espacio) entramos a un barrio de kurdos y gitanos. Las ropas se tendían de fachada a fachada y las peluquerías estaban llenas, en una de ellas vimos un niño de 11 o 12 años que atendía a un cliente. La diferencia evidente con el barrio comercial me dio algo de vértigo, pensando en la gran extensión de ciudad que no conocíamos ni conoceríamos, más allá de las tres plateas montañosas mirándose a si mismas por donde habíamos pasado esos días.

 
La Alhambra, Granada: mala trampa al pasar a las Alcazabas
Y otros apuntes andaluces y pan-europeos, incluyendo algunas consideraciones sobre el fascismo aeroportuario y locutorio I Por Carmelo Ricot

Dejé asentada mi queja en la (por cierto, lejana y escondida) oficina de reclamos (aun no tengo respuesta) y me fui, procurando que la indignación por la arbitrariedad y la ineficiencia del Patronato no alteraran mi satisfacción por lo mucho de bueno, de bello y de sensual conocido durante el día. En charlas posteriores con amigos y conocidos, comprobé que no fui el único visitante timado por el Patronato y que la mayoría de los que van a la Alhambra salen de ella con alguna afrenta similar (un uruguayo me contó incluso que en los 80 la entrada al conjunto era gratuita y que, durante un curso realizado en Granada, era el lugar que elegía con sus paisanos para ir a tomar unos mates...).

Buenas y Malas Prácticas Urbanas 2004-2007

Bernasconi - Torres del Parque - Kavanagh - Torre Galicia - Splits - Génova Moderna - MTL - Torre Grand Bourg - Showcenter - Condón del Obelisco - Rambla de Mar del Plata - Fundación El Ceibo - Cartel de Ford.

 

Marketing urbano, viviendas tapiadas, satisfacción parisina, cremortártaro y digresiones sobre la Torre Galicia.

 

Ciclo de Cine y Ciudad - Soleritown - Visiones de una utopía concreta - Especialización en Desarrollo Local en Regiones Urbanas, en la UNGS - Gestión Local del Hábitat, en Rosario - Un mundo suburbano? - Imaginarios urbanos y participación social, en Costa Rica - 30-60 FOR EXPORT, latinoamericanos en el mundo - Derecho a la red en Iberoamérica - Dudas sobre el Tren Bala.


 

> ACERCA DE CAFÉ DE LAS CIUDADES

café de las ciudades es un lugar en la red para el encuentro de conocimientos, reflexiones y miradas sobre la ciudad. No es propiedad de ningún grupo, disciplina o profesión: cualquiera que tenga algo que decir puede sentarse a sus mesas, y hablar con los parroquianos. Amor por la ciudad (la propia, alguna en particular, o todas, según el gusto de cada uno), y tolerancia con las opiniones ajenas, son la única condición para entrar. Hay quien desconfía de las charlas de café: trataremos de demostrarle su error. Nuestro café está en cualquier lugar donde alguien lo quiera disfrutar, pero algunos datos ayudarán a encontrarlo. Estamos en una esquina, porque nos gustan los encuentros, y porque desde allí se mira mejor en todas las direcciones. Tenemos ventanas muy amplias para ver la vida en las calles, y no nos asustan sus conflictos. Es fácil llegar caminando a nuestro café, y por eso viene gente del centro y de todos los barrios (sí alguien prefiere un ambiente exclusivo, que se busque otro lugar). No faltaran datos sobre cafés amigos, porque nos gusta andar de bar en bar: cómo pedirle a los parroquianos que se queden toda la noche en el nuestro? Esa es la única cadena a la que pertenece el café de las ciudades: la de todos los cafés únicos e irrepetibles, en cualquier esquina de cualquier ciudad.

Marca en trámite
Editor y Director: Marcelo Corti
Diseño:
Laura I. Corti
Corresponsal en Buenos Aires: Mario L. Tercco

Las notas firmadas no expresan necesariamente la opinión del editor.
Al incluir un mecanismo de remoción, este material no puede considerarse spam.
Material protegido por la legislación autoral. Para su reproducción, consultar con el editor o con el autor en cada caso.
Copyright © 2002 - 2003 - 2004 - 2005
- 2006 - 2007 - 2008 café de las ciudades para todo el material producido para esta edición