> Ediciones Anteriores:  
Título Subtítulo
> Número Revista:  
        
  > Año 14 / Número 151 - 152 / Mayo - Junio 2015 > REVISTA DIGITAL
 
 
 
 


 > SUMARIO
Proyectos y Política de las ciudades  

Vivienda en cesión de uso en Can Batlló

La Borda, una experiencia de autogestión en Barcelona I Por la Cooperativa de viviendas en cesión de uso La Borda.

 

N. de la R.: El texto de esta nota reproduce contenidos de la Web de la Cooperativa de viviendas en cesión de uso La Borda. Agradecemos a Mariela Iglesias por su valiosa colaboración.

 

Hablaremos del derecho a la vivienda como forma de acceso a unos recursos cruciales para garantizar nuestra independencia socioeconómica y, con ella, un conjunto relevante de certezasque nos permitan construir trayectorias vitales realmente propias. Hablaremos del derecho a la vivienda, por lo tanto, como reapropiación de una parte determinante del espacio público, un espacio público de lo que, precisamente, estamos privados”.
David Casassas en “El capitalismo se impone a la democracia: reapropiarnos de nuestras vidas”.

 

 

Según la Alianza Cooperativa Internacional, “una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido de forma voluntaria para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales en común, mediante una empresa de propiedad conjunta y gestión democrática”.

Nosotros, el grupo impulsor de la primera promoción cooperativa de viviendas en cesión de uso La Borda, queremos armonizar la necesidad de acceder a una vivienda de carácter social, económico y ambientalmente sostenibles, y al mismo tiempo promover el acceso a un lugar donde vivir sin pasar por circuitos convencionales del mercado inmobiliario.

Pensamos que es imprescindible generar formas de acceso a la vivienda de titularidad colectiva que pongan el foco en el uso efectivo de éstas, y no en su valor de cambio en el mercado capitalista. Al mismo tiempo, queremos fomentar formas de convivencia más comunitarias que faciliten la interrelación entre vecinos y vecinas, y favorezcan el reparto del trabajo doméstico y de cuidados a través de espacios comunes.

 

 

Una borda es una construcción tradicional de piedra que se utiliza como almacén y lugar para guardar el ganado. La palabra nos remite al pasado agrícola de los antiguos pueblos y villas del llano de Barcelona, da nombre también a nuestra cooperativa de vivienda y al barrio en el que estará ubicada.

El 19 de septiembre de 2014 pasamos por notario para constituir formal y legalmente Habitatges La Borda, SCCL, la cooperativa de viviendas en régimen de cesión de uso. El proyecto lo formamos unas cincuenta personas que habitaremos un edificio de unas 30 viviendas a mediados o finales de 2017.

La Borda tiene como objetivo principal proveer de alojamiento digno y estable a las personas asociadas a partir de la creación de una promoción de viviendas en la que la el suelo y las viviendas sean propiedad colectiva y exclusiva de la cooperativa.Se trata del primer intento en la ciudad de Barcelona de llevar poner en práctica esta forma de acceso legal a vivienda no especulativa, y el proyecto tiene una fuerte base comunitaria. La toma de decisiones —desde el régimen interno y el modelo de convivencia, hasta las cuestiones energéticas y los diseños de los espacios comunes— pasa por la asamblea general, principal órgano decisorio de la cooperativa. La cooperativa está organizada en seis comisiones: arquitectura, economía, jurídica, convivencia, comunicación y secretaría. Cada una lleva sus propuestas a la asamblea general o reuniones monográficas en la que se toman las decisiones.

En cierto modo, se podría afirmar que La Borda es una promotora autoorganizada para acceder a una vivienda digna. Una experiencia que se piensa a sí misma como prueba piloto, para que a medio plazo no sólo queremos levantar este proyecto, sino extender el modelo y fomentar su replicabilidad.

La cooperativa de vivienda en cesión de uso es una forma alternativa de acceso a la vivienda, para hacer frente de forma colectiva a la necesidad de habitación, en un mercado inmobiliario caracterizado por la especulación y los precios abusivos, con miles de desahucios por impagos de hipoteca y una gran demanda de vivienda social desatendida.

 

 

Objetivos principales del modelo

La propiedad siempre será colectiva mientras que el uso será personal. De esta forma se disuelven los efectos perniciosos de la propiedad individual y de la mercantilización del alojamiento, liberando viviendas de los mecanismos del mercado. Se trata de una forma de autogestionar el acceso al derecho a la vivienda en un momento en que las administraciones públicas están inhabilitadas y desacreditadas para garantizarlo. Este modelo elimina la especulación inmobiliaria y el lucro en un derecho fundamental como la vivienda, y favorece la relación intergeneracional y la integración comunitaria.

Es un modelo de acceso a la vivienda alternativo al de la propiedad tradicional y al alquiler, que persigue también nuevos modelos de convivencia y de interacción entre el vecindario, con espacios comunes y sistemas colectivos en la gestión de serviciosy otras necesidades, dirigidas al desarrollo integral de las personas que viven y del conjunto del barrio, potenciando así la cohesión social.

Este proyecto quiere ser un proyecto piloto de cooperativa de vivienda de alquiler en régimen de cesión de uso al ámbito urbano, ya que actualmente sólo hay una cooperativa de estas características en funcionamiento en todo el Estado español (Cal Cases, en el Bages, cerca de Santa Maria d’Oló) que está ubicada en el ámbito rural. Con esta experiencia, esperamos generar una alternativa generalizable y replicable en el ámbito de vivienda pública y las políticas en esta materia.

Uno de los referentes directos de este tipo de cooperativas es el modelo Andel (‘cooperativa’ en danés), en funcionamiento en Dinamarca desde hace un siglo y que actualmente integra 125.000 viviendas. O también el de la FUCVAM (Federación Uruguaya de Cooperativa de Vivienda por Ayuda Mutua).

 

Primera fase

En 2012 constituimos la Asociación para la Promoción de la Vivienda Cooperativo en Régimen de Cesión de Uso Can Mangala, a la que se asociaron todas aquellas personas que compartían los objetivos indicados. Además de crear la asociación y darle una forma jurídica, pusimos en funcionamiento diversas comisiones (modelo de convivencia, arquitectura, economía, jurídica y comunicación), a partir de éstas vamos pensando y trabajando en las diferentes dimensiones del proyecto. Las comisiones van respondiendo a las inquietudes que plantean las personas, mediante el desarrollo de asambleas, talleres y trabajo colaborativo virtual.

 

 

Segunda fase

En enero de 2014 celebramos un acto público de presentación de la iniciativa en Can Batlló y se incorporaron al grupo nuevas personas. Tras un periodo de discusión y debate intenso para aprobar los Estatutos de la cooperativa, finalmente el 19 de septiembre de 2014 se constituye legal y formalmente Habitatges La Borda, SCCL.

A lo largo de esta fase, además, en Asamblea General hemos elegido también las personas que forman parte del Consejo Rector de la cooperativa: la presidenta, la secretaria, la tesorera y cuatro vocales.

En los Estatutos de la cooperativa hemos definido tres tipos de personas socias:

·         Los y las colaboradoras: las personas que quieren impulsar los objetivos de La Borda, pero que no optan a acceder a una vivienda. Estas personas son socias de la Asociación Can Mangala.

·         Los y las socias expectantes: las personas que, además de impulsar los objetivos de la cooperativa, optan a acceder a una vivienda en régimen de cesión de uso.

·         Los y las socias habitantes: las personas que disfrutarán de una vivienda en cesión de uso una vez esté construido el edificio. Deberán hacer la aportación al capital social de la cooperativa y abonar las cuotas de uso.

 

Tercera fase

Durante esta última fase se llevará a cabo la construcción de las viviendas. Habrá tres tipos de viviendas (de 40, 60 y 70 m2), y se fijarán unos criterios de habitabilidad, un máximo y mínimo de personas que pueden vivir en cada piso en función de la superficie.

El comienzo de las obras está previsto para el verano de 2015, y la finalización de las mismas, para mediados-finales de 2017.

 

 

Financiación

 

En estos años de proceso hacia la constitución de la cooperativa nos hemos puesto en contacto con diversas experiencias del Estado español y de ámbito internacional. Todas ellas coinciden en señalar que la cuestión de la financiación es la más complicada, especialmente porque se trata de la primera operación. La situación cambiará radicalmente una vez la primera promoción se haya desarrollado, porque empezará a generar fondos propios, y se dispondrá tantos de los edificios como de los derechos de la cooperativa, que actuaran como garantía. Pero hasta alcanzar este punto, poner en marcha la primera promoción será difícil.

Las diferentes experiencias consultadas afirman que han tenido que relacionarse con entidades de crédito más o menos convencionales. Excepto en Francia, no encontramos ningún caso en que un proyecto de estas características haya tenido el apoyo únicamente de una entidad de crédito de la economía social. Esta es la voluntad del colectivo y parece que, en el caso de La Borda, será posible.

 

Propuesta financiera

Según los primeros estudios, el presupuesto de la construcción asciende a 2.4 millones de euros. Sobre esta cifra, queremos intentar rebajar el presupuesto un 18% por medio de la autoconstrucción. Esta reducción significativa del presupuesto se quiere conseguir no sólo aportando horas de trabajo de las personas socias en concepto de mano de obra, trabajos reproductivos, sino también presionando sobre los márgenes industriales, la contratación directa, entre otros conceptos.

La estructura financiera está compuesta por cuatro grandes fuentes: el capital social, los préstamos participativos, los títulos participativos y los préstamos a la inversión.

El capital necesario que no podamos lograr por medio de préstamos y títulos participativos, lo tendremos que pedir por la vía de los préstamos de inversión. Por esta razón, durante el 2015 iniciaremos una campaña para conseguir el máximos de socias y socios cofinanciadores.

 

Sistema de garantías

Nuestra necesidad de financiación exige unas garantías sólidas. Las negociaciones con el Ayuntamiento de Barcelona para la cesión del suelo apuntan a que dispondremos del terreno alrededor de 99 años. Este hecho nos permitirá levantar garantías sobre el mismo, por lo que la cooperativa podrá acordar traspasar la cesión del suelo y la propiedad del edificio a las entidades que financien la construcción, en caso de fracaso de la operación. Además de esta garantía principal, la cooperativa se compromete a buscar el máximo posible de avalistas para el préstamo de inversión.

 

 

Can Batlló

 

Habitatges La Borda SCCL forma parte de los proyectos aprobados por la Plataforma Can Batlló es del barrio. Este espacio es uno de los últimos recintos industriales históricos que quedan en la ciudad de Barcelona. Construido a principios del siglo XX por la familia Batlló, pretendía ser el recinto industrial textil integral más grande de España, con más de 11 hectáreas de superficie y más de 15 naves repartidas por el recinto en conjunto. Antes de terminar la construcción, el sector del textil entró en declive, por lo que rápidamente las naves se subdividieron y acogieron durante décadas cientos de pequeños talleres y empresas, que daban trabajo a más de 1.500 personas. La Bordeta, uno de los barrios del distrito de Sants-Montjuïc, se contruye alrededor de este recinto.

Con la aprobación del Plan General Metropolitano (PGM) de 1976 —con el que se quería erradicar la actividad industrial dentro de la ciudad— comienza el progresivo abandono de los talleres y la decadencia del recinto. Ya entonces, el movimiento vecinal comenzó a reivindicar que una vez  cesaran los usos industriales, se instalasen equipamientos y una gran zona verde, ya que la Bordeta es uno de los barrios con menos servicios de la ciudad. En 1981, el ayuntamiento socialista prometió que se iniciarían los trámites para que se llevaran a cabo las obras, pero mantuvo una postura pasiva durante los 25 años siguientes. Los y las vecinas de la Bordeta, sin embargo, nunca dejaron de reclamar lo que estaba acordado.

El ciclo inmobiliario fue el que finalmente atizó a que los titulares de la propiedad —la familia Muñoz Ramonet— presionara a las administraciones para desatascar el programa, por lo que se cedió suelo al ayuntamiento para hacer el parque, los equipamientos y las viviendas de protección oficial, a cambio de permitir a la propiedad construir cinco grandes edificios de pisos de alto nivel. Las negociaciones se dilataron en el tiempo, hasta el punto que en 2008, concluido el ciclo alcista y sin un proyecto aceptado por todas las partes, parecía que el proceso volvería a quedar atascado. Esta vez, sin embargo, el vecindario tomó la iniciativa.

Con la campaña Tic-Tac Can Batlló, en 2009 el vecindario pone fecha límite el 1 de junio de 2011 para que comiencen las obras de apertura y transformación del recinto. El ayuntamiento incumplió una vez más las promesas y, finalmente, el 11 de junio de 2011, tres columnas de vecinos y vecinas accedieron por diferentes puntos. Días antes, el nuevo ayuntamiento cedió in extremis una de las naves a la gestión vecinal, el BlocOnze, en régimen de autogestión.

Ya han pasado cuatro años desde el 11 de junio de 2011. Desde entonces, la gestión vecinal en Can Batlló ha ido conquistando cada vez más espacio y esferas de la vida del barrio: ya funciona la Biblioteca Popular Josep Pons, el bar del BlocOnze, el rocódromo, las salas de ensayo y entrenamiento y el Auditorio; los talleres abiertos de carpintería, reparación de vehículos y trabajos con metal; un centro de formación ocupacional, espacio familiar y de crianza, de artes plásticas y una imprenta popular. Desde el 20 de septiembre, está constituida también la cooperativa de viviendas La Borda. Y muy pronto, en el BlocQuatre, se empezará a poner en funcionamiento el Espacio para Iniciativas de la Economía Social Coòpolis.

 

 

Durante el primer año, los esfuerzos se destinaron a rehabilitar esta primera nave, transformándola en el Espacio Vecinal Autogestionado que es hoy, y que acoge la Biblioteca Popular Josep Pons, el Espacio de Encuentro, el Auditorio, el rocódromo , las salas para talleres y charlas. El empuje del movimiento, y su diversidad, combinado con la falta de ideas y medios del ayuntamiento, hizo que el barrio iniciara un proceso participativo, entre las más de 300 personas que se vinculan al proyecto, para elaborar un listado de proyectos e iniciativas que garanticen la diversidad de usos en el recinto y ocupen nuevas naves.

Después de tres años, el resultado de este proceso ya sumaba un total de 15 proyectos, entre los que se encuentran el Espacio de Iniciativas para la Economía Social Coópolis, proyecto de promoción económica cooperativa; los talleres abiertos de carpintería, reparación de vehículos y trabajos con metal; un centro de formación ocupacional, espacios de crianza y artes plásticas; una imprenta popular, así como la cooperativa de viviendas en cesión de uso La Borda, entre otros. Todos estos proyectos e iniciativas se deben ubicar en diferentes naves del recinto.

De momento, se ha logrado imponer los planteamientos y tiempo de la Plataforma Can Batlló es para el barrio a los de la administración, aunque el colectivo ya está trabajando para blindar su presencia en el recinto. Uno de los objetivos principales consiste en modificar el PGM vigente para que contemple los usos y distribuciones que la plataforma propone.

CVCULB

 

 

Web de La Borda, La Borda en Facebook.

 

Sobre La Borda y Can Batlló, ver también Coopolis, cantera de cooperativas en Can Batlló, en El País, y Proceso de constitución de una cooperativa de vivienda de cesión de uso en Can Batlló, Barcelona, en Arquypielago.

 

Sobre los procesos urbanos recientes de Barcelona, ver las notas de nuestro número 149-150: El tejido social y vecinal de Barcelona debe ser protagonista de una revolución democrática. Entrevista a Ada Colau, y Barcelona después de Barcelona.Instantáneas de un Modelo, por Marcelo Corti.

 

 

Planes y Proyectos de las ciudades
Formas y mixturas urbanas en las ZAC francesas
La evolución de la manzana al "macrolot", según Jacques Lucan I Por Marcelo Corti

Lucan realiza en su libro un exhaustivo análisis de las operaciones francesas del último medio siglo, integrando las cuestiones de desarrollo inmobiliario, coordinación de programas, proyectos y obras, mixturas, escalas de proyecto y paisaje urbano; en definitiva, los puntos clave de cualquier tipo de desarrollo urbano. Comienza ese proceso con la historia del reconocimiento del “îlot” o manzana urbana, las características de su división catastral y los distintos intentos de coordinación funcional y morfológica a partir de Haussmann, incluyendo las visiones opuestas de Robert Auzelle y Le Corbusier. Esta tensión entre el urbanismo de grands ensembles y las propuestas para transformar el îlot  en “una suerte de Palais-Royal abierto en sus lados” recorre todo el siglo XX. A fines de la década del ´60 comienza a establecerse el reconocimiento de la calle, la manzana y la parcela como elementos constitutivos del paisaje urbano parisino, y en general el respeto al tejido constituido de la ciudad, “un espacio de sedimentación con una forma construida y un valor antropológico”.

Economía y Política de las ciudades
La planificación urbana importa
El caso Caval, las catástrofes y las políticas de suelo y ciudad en Chile IPor Alfredo Rodríguez y Paula Rodríguez

El suelo urbano, sobre el cual la mayoría de los habitantes de nuestro país, Chile, vive, circula, trabaja, estudia, es el objeto central de la planificación urbana. En la tradición española de la legislación urbanística, la ley central es la Ley del Suelo, donde se califican los suelos por su uso. En nuestro país, el suelo urbano no ha formado parte de la agenda política; incluso, el año pasado fue dejado fuera de la reforma tributaria (véase, sobre el tema, el exhaustivo artículo de P. Trivelli, “Grandes ausentes de la reforma tributaria: contribuciones y Ley de Rentas Municipales”). Sin embargo, en los primeros tres meses de 2015 apareció como un importante tema político, al demostrarse cómo el uso de mecanismos de planificación urbana lo convertían en generador de riqueza, y cómo cuando no se toman en cuenta las regulaciones y exigencias de resguardo de riesgos propios de la planificación, la vida se ve afectada. Para ejemplificar la importancia de la planificación urbana y la necesidad de una mayor regulación del mercado del suelo, en esta nota se revisa el caso Caval y el reciente desastre urbano y pérdida de vidas producto de los aluviones en el norte del país, en marzo de 2015.

Urbanidad contemporánea y Política de las ciudades
Una Rayuela de antropología urbana argentina
Sobre el libro de Ariel Gravano I Por Ana Falú

La pregunta que propone Ariel Gravano, “¿cómo llegar a una visión total?”, conlleva la intención de problematizar a jóvenes intelectuales, estudiantes de antropología, no desde una pléyade de casos, sino desde las teorías, los conceptos y las categorías de la trama antropológica clásica y contemporánea. Y a ello se agregan además los incentivos propios para el desarrollo de programas de investigación, concibiendo una antropología que presta un servicio, que es útil, que prepara para el debate. Uno de los aspectos más interesantes de la obra de Gravano se sitúa en el hecho de reconocer que todos los ciudadanos y ciudadanas tenemos unas ideas, unas concepciones y una poética de la ciudad donde vivimos, orientando todo su esfuerzo intelectual en atrapar esa multiplicidad de perspectivas y actantes. La lectura nos conduce por los barrios, por las calles, hacia las bibliotecas y las aulas, por la periferia a través de una amable retórica ligada a la cuestión identitaria y al necesario gesto político. El acento antropológico en esta publicación define al fenómeno urbano como el objeto de análisis; sin embargo, el énfasis está puesto en la cotidianeidad de las personas en estas ciudades.

Política de las ciudades

Contradicciones entre la política y la gestión
Esquivas entrelíneas metropolitanas de las PASO de la ciudad I Por Artemio Pedro Abba

Un preliminar ejercicio de lectura de “las propuestas” expuestas por los candidatos de los diversos espacios políticos que se presentaron en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) porteñas revela que adolecen de la misma falta de mirada metropolitana.

Se requiere un examen cuidadoso de las oscuras entrelíneas del profuso marketing político, escaso en proposiciones escritas y estudiadas, para hallar alusiones a las cuestiones que trimestre a trimestre se ubican en la Agenda Metropolitana irresuelta del OUL-BAM. Llama la atención que la propia gestión avanza muchas veces con mayor audacia sobre temas interjurisdiccionales, encontrando formas coyunturales de cooperación, que en algunos casos alcanzaron un nivel superior de formación de institucionalidad, como sucedió con la creación de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), a partir de un histórico fallo de la CSJN, o la más reciente creación de la Agencia de Transporte Metropolitana (ATM).

Lugares
El Paseo del Águila en Martínez
Una postal del aboandono, entre rejas y candados IPor Pablo Sapere

Una oportunidad de repasar un poco de historia y de revisitar con mis hijos los lugares donde me llevaban mis viejos cuando era chico. Para los que no son de la zona, los pongo en contexto: Martínez, localidad del partido San Isidro, tiene unos dos kilómetros de costa frente al río. Bordeándola, hay una barranca donde construyeron sus fastuosas mansiones algunas de las fortunas más ultrajantes de este país. Para los más bien modestos vecinos del Alto Martínez, esas barrancas son inaccesibles, salvo en las angostas veredas de las únicas cuatro calles que llegan hasta la costa. El único “trozo” de barranca pública en toda la localidad –el único espacio pensado para que un vecino se siente a tomar un mate a mirar el río desde cierta altura– es el Pasaje del Águila. Este es pequeño, no tiene más que el ancho de una calle y una superficie que no llega a los 2.000 metros cuadrados. Termina en un mirador, con una pequeña escalera en forma de gruta que baja a la costa. En otras épocas había un balneario –dicen que los veranos eran mucho más frescos cuando se podía nadar en el hoy infectado Río de la Plata–  y ahora un muy exclusivo club privado. 

Arquitectura de las ciudades (I)
La poética del vacío en la Ville Savoye
Los patios en las viviendas de la modernidad IPor Carlos Gómez Sierra

1929. Poissy, muy cerca de París. Una amplia parcela casi cuadrada cubierta por una extensa alfombra verde de pasto tierno. En su centro, una extraña construcción geométricamente pura que parece estar suspendida sobre delgadas columnas cilíndricas. Incrédulos, nos aproximamos lentamente por entre frondosos árboles hasta enfrentarnos con ella. Surge en nuestro espíritu una leve conmoción que destruye siglos de cultura depositados en nosotros capa sobre capa. Es cuando nos preguntamos ¿por dónde accedemos? ¿Por dónde penetramos a esta forma fría y perfecta que parece expulsarnos de su inalterable condición? Presurosos, nuestros cuerpos responden al llamado de nuestros espíritus y comenzamos a trasladarnos, paso a paso, en torno a ella. Recorremos el espacio, lo vivenciamos, lo sentimos. Tal vez el pasto, húmedo por el rocío, recoja las hojas secas del invierno y crujan bajo nuestros pies. Sentimos en nuestros rostros el sol del mediodía, el mismo que rebota y reverbera en las lisas y pulidas superficies blancas de “la forma”.

Arquitectura de las ciudades (II)
Arquitectura Fórmula Uno
Foster y la tradición inglesa, del Crystal Palace a parque Patricios IPor Alejandro Cohen

Viene de lejos esa pasión por el acero y sus forjados. Quizás arranque en el movimiento arts & crafts, pasando por el Crystal Palace de Joseph Paxton y la tradición industrial inglesa, especialmente de su etapa imperial y sus enclaves coloniales. Así se diseminaron por el mundo puentes y diversas estructuras manufacturadas en las acerías británicas: estaciones ferroviarias, barcos, armamentos, aviones y souvenirs deportivos (especialmente en la fórmula uno) de la mercancía reina, como llamaba Tomás Maldonado al automóvil en el siglo XX. Desde esa tradición industrial del acero y de las tecnologías de la artesanía avanzada operan grupos como Foster + Partners. Tiene el mismo romanticismo exquisito y a la vez declinante de Rolls Royce y Bentley (ahora propiedad de BMW y Volkswagen, respectivamente). Son productos premium para un mundo en crisis de sentido. Son celebraciones de la creatividad humana y su cultura tecnológica. Son manufacturas de taller, alejadas del “in situ”, aunque siempre singulares. Siempre piel y huesos. Y a veces buenos bíceps.

POSICiones Cordobesas
Siete razones para (¿no?) demoler la penitenciaría de Barrio San Martín
La necesidad del debate, la necesidad del proyecto IPor Carola Inés Posic

Circuló por las redes una nota de opinión escrita por Adolfo Ruiz en el diario Comercio y Justicia de Córdoba, que recibió una considerable adhesión entre entendidos y neófitos. El artículo propone siete razones (bastante razonables) para NO demoler la penitenciaria desactivada del Barrio San Martin de Córdoba, ante el anuncio de demolición por parte del Estado Provincial para convertir su predio en un parque urbano de seis hectáreas. Independientemente del derrotero legal que tome el destino futuro del edificio -cabe aclarar que la justicia federal suspendió en mayo de este año su demolición a fin de ser preservada para numerosos juicios por violaciones a los derechos humanos-  aceptamos el desafío de la nota, que no pretende imponer ideas sino abrir el debate, y retrucamos con siete razones… para demolerla. Sin embargo, valga la aclaración que estas afirmaciones solo tienen sentido como parte de esa discusión.

Terquedades
Una mirada arrabalera a Buenos Aires
Terquedad Ni una menos I Columna a cargo de Mario L. Tercco

El tiempo dirá si además tendrán efecto en lograr las respuestas necesarias desde el Estado y la sociedad; en principio, no parece probable que la energía social que insumió esta demostración se disipe sin generar resultados concretos. La movilización tuvo varios puntos destacados: fue auto-organizada, fue simultánea en casi cien ciudades, tuvo una consigna muy clara (“ni una menos”) y tras ella unos reclamos específicos muy concretos, y tuvo concurrencia desde todos los sectores sociales. En una época de pertenencias débiles y compromisos efímeros, una demanda social unificó a prácticamente toda la sociedad (salvo a algunos francotiradores a ambos lados del river/boca K/antiK, recelosos de una manifestación social que escapó a su elemental lógica binaria). Esas demandas concretas que mencionamos (“puntos ineludibles para recorrer el camino hacia Ni una menos”) fueron las nueve que se leyeron en los actos de cierre y en general su implementación corresponde al Estado, en sus distintos poderes y niveles.

 

Juramento y Ramsay (errar es humano), historias del Plan de Desarrollo Urbano panameño y el Plan de Metas cordobés, el Puerto de Buenos Aires según el Plan Estratégico y una mirada sobre las plusvalías de los parques industriales.

 

Encuentros, Jornadas, Seminarios, Congresos: Propuestas para la Ribera de Buenos Aires - Ciencias de la Tierra, en Malargüe - Buenas Prácticas en Iberoamérica, conferencias on-line de la FIU - Gestión de la Movilidad Sostenible, conferencias on-line de la FIU - XV Convención de Ordenamiento Territorial y Urbanismo, en La Habana Convocatorias y Concursos: Pensar la vivienda, vivir la ciudad Cursos y programas académicos::Master UOC - Maestría en Urbanismo, en Córdoba - Gestión y Revitalización de la Ciudad, el Paisaje y el Territorio, en Ciudad Real y Toledo Exposiciones y muestras: Sector Primario, en León - Con o Sin Techo, exposición itinerante Noticias y Publicaciones: Docu-ficción sobre Giancarlo De Carlo, arquitecto de Urbino - Land Lines en español -Brasilia, transformaciones en el orden urbano - Pista Urbana - Atlas de Barrios Vulnerables de España - Guía Práctica de Instrumentos Urbanísticos - Plan Estratégico BALCARCE 2020. Ciudad inclusiva, región integrada.

 





 

 

 

 


 

> ACERCA DE CAFÉ DE LAS CIUDADES

café de las ciudades es un lugar en la red para el encuentro de conocimientos, reflexiones y miradas sobre la ciudad. No es propiedad de ningún grupo, disciplina o profesión: cualquiera que tenga algo que decir puede sentarse a sus mesas, y hablar con los parroquianos. Amor por la ciudad (la propia, alguna en particular, o todas, según el gusto de cada uno), y tolerancia con las opiniones ajenas, son la única condición para entrar. Hay quien desconfía de las charlas de café: trataremos de demostrarle su error. Nuestro café está en cualquier lugar donde alguien lo quiera disfrutar, pero algunos datos ayudarán a encontrarlo. Estamos en una esquina, porque nos gustan los encuentros, y porque desde allí se mira mejor en todas las direcciones. Tenemos ventanas muy amplias para ver la vida en las calles, y no nos asustan sus conflictos. Es fácil llegar caminando a nuestro café, y por eso viene gente del centro y de todos los barrios (sí alguien prefiere un ambiente exclusivo, que se busque otro lugar). No faltaran datos sobre cafés amigos, porque nos gusta andar de bar en bar: ¿cómo pedirle a los parroquianos que se queden toda la noche en el nuestro? Esa es la única cadena a la que pertenece el café de las ciudades: la de todos los cafés únicos e irrepetibles, en cualquier esquina de cualquier ciudad.

Marca en trámite

Las notas firmadas no expresan necesariamente la opinión del editor.
Editor y Director: Marcelo Corti
Diseño: Laura I. Corti
Corresponsal en Córdoba: Carola Inés Posic
Corresponsal en Buenos Aires: Mario L. Tercco >

Al incluir un mecanismo de remoción, este material no puede considerarse spam.
Material protegido por la legislación autoral. Para su reproducción, consultar con el editor o con el autor en cada caso.
Copyright © 2002 - 2003 - 2004 - 2005
- 2006 - 2007 - 2008 - 2009 -2010 - 2011- 2012 - 2013 -2014 - 2015 café de las ciudades para todo el material producido para esta edición.